Category Archives: Videos de prostitutas reales

    Las prostitutas disfrutan mi familia de cinco

    las prostitutas disfrutan mi familia de cinco

    Al menos dos chicas no volvieron después de alguna de estas salidas. A veces pienso en ellas y me pregunto qué les pasó.

    La vida de las mujeres vale menos, pero la vida de una prostituta mucho menos. No somos de nadie y somos de todos, así que no importa. Después vi una oportunidad y la aproveché. Le pedí a un cliente joven que me llevara a su casa unos días para descansar y buscar trabajo, y aceptó. Le venía bien porque así iba a tener sexo gratis. A los dos días encontré un anuncio en el periódico para un trabajo de camarera. Llamé, fui a la entrevista y empecé al día siguiente. Todo me resultaba extraño.

    La luz del día, la gente, las voces de las personas, las risas. Tuve que readaptarme a la vida normal después de cinco años de vivir bajo las luces rojas de neón. Con aquel chico acabé muy mal, con orden de alejamiento por amenazas de muerte y persecución.

    Después de eso empezó mi renacer como persona. Mis heridas emocionales han sido muy profundas pero poco a poco he conseguido avanzar y curarme. El feminismo -y en concreto la plataforma Feminicidio. Ahora veo a los clientes desde fuera, veo sus vidas, sus realidades. Me suelo topar a menudo con hombres que un día me pagaron para tener mi cuerpo. Pero las otras mujeres solo ven hombres, amigos, hermanos, vecinos, hijos… Nunca ven puteros. Porque ellos se encargan de crear una realidad oculta.

    Después de dos años yo conocí al que ahora es mi marido y junto a él aprendí a tener relaciones igualitarias, respetuosas y no violentas. No soy capaz de darme cuenta de en qué etapa de mi vida estoy. Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión. Altagracia mira de reojo a su nieta, que tiene una ficha envidiada: La chica sonríe, se sabe a punto de un triunfo.

    Del cuello de la matriarca de las Pérez cuelga una cadena con la imagen de la virgen de Altagracia. Todo es de oro pero no hay brillo. Altagracia tiene los ojos negros de un cuervo y hastío en la mirada. Apenas pasa los 50 años pero luce como una anciana: A Altagracia la vida y los hombres le han pasado encima como rodillo. Dicen que por eso casi no habla. Su hija Ramona y su nieta Isadora cuentan cómo se inició como puta y cómo ellas heredaron el negocio.

    Su nieta hace un movimiento ganador y la puta retirada refunfuña con voz ronca algo imposible de entender. Como buena perdedora, Altagracia se levanta y la besa en la frente, orgullosa de la aprendiz que supera a la maestra. La niña vivió en ese rincón de malas estadísticas hasta los 10 años. La madre no podía mantener a siete hijos y una tía lejana se ofreció a ayudar.

    Propuso llevarse a la chiquilla a trabajar a un campo de caña y la viuda aceptó. El trabajo de Altagracia consistía en permanecer totalmente quieta mientras hombres sudorosos penetraban su cuerpo de niña sin senos ni menstruación.

    Después de un año de trabajo, Altagracia menstruó, se embarazó de alguno de esos negros que se ganaban la vida a machetazos y parió una hija. Minerva, Ramona y María, que falleció cuando era apenas un bebé, llevaron el apellido de Altagracia desde el nacimiento.

    Cuando empezaron a ejercer ya no se acostumbraba buscar clientes en los cañaverales. En el dictador Rafael Leónidas Trujillo había impulsado el turismo en la playa de Boca Chica con la construcción del primer gran hotel de la zona: El balneario tenía 25 habitaciones que alojaban a políticos, artistas, hombres de negocios y personajes del jet set de la época.

    Allí disfrutaron del sol el presidente argentino Juan Domingo Perón, la actriz americana Kim Novak y el dictador cubano Fulgencio Batista. Las fiestas que daba Trujillo en Boca Chica eran famosas y era bien sabido que las mujeres eran el plato fuerte para él y para todos sus invitados. El dictador era conocido entre los habitantes de la isla por tener —por las buenas o por las malas— a toda mujer que se le antojase.

    Para finales de los años 70 el país era otro: Altagracia fue parte del paisaje que atraía a los gringos. La madre crió a sus pupilas Minerva y Ramona, quienes a los 10 años ya sabían un par de frases mal pronunciadas en inglés para tentar a clientes gringos. Llegar a la playa es enfrentar a un ejército de comerciantes con insistencia de vendedores de infomercial. Todos buscan ganar unos pesos a costa de alguno de esos casi 5 millones de turistas que llegan cada año a su isla.

    Un mulato flaco y alto como una palmera pasea en una bicicleta de tres ruedas con una canasta llena de cocos. Refrescarse cuesta 30 pesos dominicanos, menos de un dólar. Una mujer con tetas como papayas ofrece a gritos yaniqueques, una especie de empanada frita sin relleno. Un negro regordete y de barba blanca tiene las manos llenas de pinzas rojas y antenas: Tres niñas de cabellos trenzados se pasean por la playa, se bañan en shorts y top, y sonríen a un par de viejos rubios y calvos.

    Un revolcón con una niña de 40 kilos que apenas llega a la pubertad cuesta lo mismo que una langosta de gramos. No hay cifras, pero sí advertencias: Estamos de regreso en Andrés: Ramona, la hija menor de Altagracia, deja el juego de dominó y cede su turno a una vecina que llega de visita. Ofrece café y pone una olla tiznada al fuego. El olor del grano impregna el lugar y neutraliza el hedor a aguas estancadas que reina en la casa.

    Ramona habla con todo el cuerpo: Con una mano gesticula y con la otra amenaza con echarse encima el contenido de la taza hirviente. Comencé mamando huevo en la playa, aquí en Boca Chica, con los gringos.

    Me daban 30 dólar, 40 dólar, hasta Antes te daban tu buen dinero. Ellos querían joderme y yo les decía que no, a lo mucho me dejaba dar broche. Dar broche es una expresión que usan los dominicanos para referirse a la fricción de los genitales sin permitir la penetración. Altagracia puso una condición adicional a Ramona y Minerva: La mulata no quería nietos gringos. A los 12 años se acostó con un dominicano y nueve meses después parió una niña mulata como quería la matriarca.

    Le puso nombre de diosa y bailarina: La niña creció viendo a su madre abrirse a un gringo y a otro. Para no confundirla, Ramona le explicaba que esos hombres eran clientes, no amores: Ramona se sienta en una silla enana, sus nalgas sobresalen. A pocos metros, la partida de dominó sigue animada. Me contó que fue prostituta durante unos seis meses, sólo para aprender cómo comerciar con el sexo. Hollander se parece bastante al mito de la "prostituta feliz" que vemos en los medios de comunicación.

    Pero compramos la mentira porque es conveniente creer en ella. Cuando les digo que el sexo no forma parte de los derechos humanos , me cuentan de la madre que le compró a su hijo, víctima de una grave minusvalía, una prostituta por su cumpleaños, o del héroe que vuelve de una guerra sin sus piernas y que tiene "derecho" a pagar por una mujer.

    En uno de los prostíbulos de Nevada que he visitado, las mujeres se quedan encerradas en él durante toda la noche. Si las gallinas en jaula en batería fueran tratadas así, con razón habría una protesta por parte de los mismos liberales de izquierdas que remueven cielo y tierra para defender este repugnante comercio de carne humana. Durante un breve viaje a Auckland visité la zona de prostitución de la ciudad. Con frecuencia nos dicen que Nueva Zelanda es el patrón oro en lo que a comercio sexual se refiere.

    El Home Office Select Committee su presidente, Keith Vaz, tuvo que dimitir tras ser acusado de haber pagado por tener sexo con hombres jóvenes estaba intentando adoptar un modelo similar de despenalización para el Reino Unido. Me dijo que desde que la prostitución había sido despenalizada trece años antes, nada había mejorado para las mujeres: Un estratega pro-esclavitud de las Indias Occidentales sugirió una vez que en lugar de hablar de "esclavos", los "negros" debían ser llamados "asistentes de las plantaciones".

    Así "no oiríamos esas protestas tan violentas contra el comercio de esclavos por parte de teólogos píos, poetisas de corazón tierno y políticos con poca visión de futuro". El término "trabajadora del sexo" tiene el lustre adecuado.

    Se funda en la idea de que no hay lugar para la ambigüedad cuando examinas las circunstancias de las personas protegidas por esta ley: Lo mismo se aplica a la prostitución: La mayoría del tiempo es esclavitud moderna.

    Traducción de Helena Faccia Serrano. Para ampliar el tema, pincha también este reportaje en ReL: ReL 22 agosto Religión en Libertad te invita a salir. De niño fue violado y maltratado, se convirtió y se hizo monje: Odiaba la Iglesia hasta que se topó con la Virgen de Medjugorje:

    Las prostitutas disfrutan mi familia de cinco -

    Una mujer con tetas como papayas ofrece a gritos yaniqueques, una especie de empanada frita sin relleno. Mientras nos comíamos el coño mutuamente, yo le daba por el culo con la madera y ella metía un dedo en el mío. Para mostrar cómo se coloca un preservativo mientras se chupa un pene, se mete a la boca la chancla rosa afelpada que su hija dejó tirada en el piso. Vi algunas compañeras de clases, pero también había niñas de otros salones. Le puso nombre de diosa y bailarina:

    Las prostitutas disfrutan mi familia de cinco -

    A veces pienso en ellas y me pregunto qué les pasó. La frontera es clara: La observo, me acerco y ella me dice. Se conjuga de muchas maneras pero en casi todas significa engañar. Con mi prima, había abierto una puerta al placer que aunque en algunas ocasiones pensaba en cerrarla, me era imposible desistirme a ese vicio. Hay quien, por razones ideológicas, sostiene la prostitución puede ser liberadora: Ahora se la ve tranquilita. Altagracia fue parte del paisaje que atraía a los gringos. Si el orgasmo anterior me pareció sublime, lo que sentía ahora era celestial. Sólo bailó en algunos cabarets de mala muerte. Otra categoría eran los solitarios, raritos que normalmente pagan mucho prostitutas valladolid mi vagina para salir del club e ir a su casa o a un hotel.

    La curiosidad y la tentación eran muy fuertes, así que le dije que estaba de acuerdo y a la hora de la cena, le comentamos a mi tía que dormiríamos en el cuarto de mi prima, con el pretexto de que queríamos ver la televisión.

    Llegada la hora convenida, nos despedimos y fuimos directo al cuarto de mi prima, prendimos la tele, nos acostamos y a esperar que mis tíos se durmieran. Aguardamos varias horas, y ya entrada la noche, apagamos la luz, dejamos el televisor prendido por si se paraban escucharan el ruido, y también para que nos alumbrara un poco en la penumbra del cuarto.

    La prima se quito la ropa interior y me dijo que hiciera lo mismo, nos quedamos solo con la bata de dormir. Luego ella comienza a masturbarse y me dice. Después de estarla lamiendo un rato, ella tomo la iniciativa y comenzó a guiarme y me decía: Luego nos acostamos y nos metimos mano mutuamente, ella me masturbaba y yo a ella. Ya después de allí, quedamos pegadas como ventosas. Yo esta al punto del orgasmo, cuando mi prima, para y me dice que era hora de enseñarme algo nuevo.

    Se para, va al closet, revisa en las gavetas y saca una perinola junto con una de las cremas para el cuerpo. Esta es bastante parecida a la que tenía mi prima. La parte del cabo por donde se sujeta, tenía el grosor del palo de una escoba, o bastante parecido, ya que este era una perinola de tamaño grande. Coloco las almohadas una sobre la otra y me dice. La obedezco, me coloco como me indico y luego ella retira la bata y deja mi pompis descubierto.

    En ese momento, muy nerviosa le digo. Empezó a frotarme la crema en el esfínter con el cabo de la perinola y luego cuando yo esperaba que sería solo eso… ZAZZ, me la mete por el culo. El dolor fue leve, pensé que dolería mas, pero no se… tal vez mi culo, ya estaba adaptado pare recibir vergas, esto entro sin dificultad y después de un par de segundos, ya no me dolía.

    Comencé a sentir un cosquilleo extraño en mi esfínter que recorría mi columna y mi mano instintivamente, se fue directo a mi botoncito.

    Me estaba pajeando rico mientras mi prima desvirgaba por el culo y la verdad lo estaba disfrutando. Mi prima al sentir que ya estaba relajada y entregada. Estaba que me derretía de placer, mi prima me daba besos en las nalgas y las estrujaba mientras me cogía.

    Yo ahogaba mis gritos de placer en la almohada y me vino. Todo el conjunto de sensaciones me estaban desarticulando, no pude soportar el peso de mi cuerpo y caí como una muñeca de trapo sobre la cama.

    Mientras me recuperaba de esa acabada tan sublime, mi prima se recostó en la cama y se introdujo la perinola en el culo mientras se masturbaba. La observo, me acerco y ella me dice. Me acomodo mejor y comencé a chuparle el coño, ella me toma por una pierna y me hala. Entiendo lo que quiere y me subo a horcajadas sobre ella, quedamos en un perfecto sesenta y nueve. Mientras nos comíamos el coño mutuamente, yo le daba por el culo con la madera y ella metía un dedo en el mío.

    Nos retorcíamos de gusto una encima de la otra, cuando vino a mi mente, lo que hacía con mi hermano. Me imagine que en vez de ese dedo en mi culo, fuese la verga de mi hermano que me estaba penetrando. Mi prima no tuvo diferente resultado y acabo en mi boca como lo había hecho yo, después del orgasmo. Seguíamos lamiendo y limpiando nuestros flujos. Para mí, era la primera vez que tenía tantos orgasmos seguidos y me entro una modorra intensa, se serraban mis ojos y sin darme cuenta, me quede dormida del cansancio.

    Me pareció que la perinola entraba en su cuca y se perdía en su interior. Cuando me moví para asegurarme de lo que estaba viendo, ella vio hacia donde yo estaba y se saco la perinola. Las horas de sexo que pase con mi prima compensaron muy bien la ausencia de él.

    Llegada la hora de irme a mi casa, la prima me hizo un regalo. Una la tome sin reparo pero tuve especial interés en llevarme la de la catira con el vergon del negro clavado por el culo. Todo transcurrió normal, durante los siguientes días, estuve en las mismas con mi hermano pero no pasaba a mas, tenía la idea de que lo que paso con mi prima quedaría entre las dos y solo con ella llegaría hasta esa situación, pero no me imaginaba la vuelta que daría el destino.

    Pasado unos meses, había un revuelo en casa, murmullo entre los adultos y caras largas o de molestia. Secreteaderas iban y venían, hasta que mi madre me llama aparte a su cuarto, cierra la puerta y comienza a hacerme preguntas sobre el esposo de mi tía, el papa de mi prima. El lio fue de pronóstico aunque no sé cómo se resolvió. Mi tío se fue de la casa, y por supuesto que a mí me fue prohibido el pasar las vacaciones en casa de mi prima después de ese acontecimiento. Hoy día pienso que mi tía estaba al tanto de todo, primero por los lugares que nos disponía en la cama a la hora de dormir y porque me resulta increíble que ella no sintiera los movimientos de mi tío, a la hora de los toqueteos que me practicaba.

    Nunca lo pude corroborar pero estoy segura que ella era su cómplice. Con mi prima, había abierto una puerta al placer que aunque en algunas ocasiones pensaba en cerrarla, me era imposible desistirme a ese vicio. Con el tiempo, decidí fraguar un plan en el que estaba involucrado mi hermano. Ella recuerda que sus amigos solían atormentarla a diario, pero el drama se calmó con el tiempo.

    Altagracia se volvió muy respetada en el barrio porque, por ser cuero, tenía efectivo, incluso llegó a prestar dinero con interés. Ramona nunca cuestionó a su madre. Ser puta fue para ellas una salida laboral.

    A mis hijas yo les enseñé que no se chinga sin que te paguen primero. Y por si acaso siempre cargo un puñalito conmigo. Se conjuga de muchas maneras pero en casi todas significa engañar. En el léxico de las putas significa que el cliente, después de eyacular, no quiere pagar. Prostituta, puta, meretriz, zorra, loba, furcia, buscona, perra, golfa, mariposa, milonguera, cualquiera, ramera, arrabalera, cuero, vigota, trola, piruja, reventada, magdalena, bacana, bataclana, burraca, fulana, guarra, mujerzuela, facilona, banquetera, dulcera, hetaira, turra, zurrona.

    Prostituta es una palabra que deriva del verbo latino prostituere —pro: El término se refiere a mostrar productos para la venta. La etimología de la palabra puta es otra historia.

    En Roma y Grecia Puta era el nombre de una diosa. Los agricultores veneraban a Puta con fiestas que podían durar días y las orgías eran parte del ritual de idolatría. Para ella no había nada divino, nada de odas en su nombre.

    Era simplemente una puta de campo: Jaqueline Montero, presidenta del movimiento, dejó el trabajo sexual en para dedicarse a la vida política. Entonces obtuvo casi 5 mil votos y un puesto como regidora municipal de la comunidad de Haina.

    Desde ahí ha luchado contra la discriminación del oficio y ha logrado algunos acuerdos. Ellos piden dinero a las compañeras e incluso servicios sexuales, también apresaban a nuestros clientes. Este año, en mayo, firmamos un primer acuerdo con el gobierno para que esto pare —dice Montero. Ella espera lanzarse como diputada en y conseguir la aprobación de una ley que regule su gremio.

    Un sector que, afirma, contribuye mucho a la economía nacional. Las cifras son inexistentes, pero los cueros en las calles confirman su dicho. Otra vez regresamos a Andrés. El cielo se pinta de naranja y rosa. Isadora vuelve victoriosa de otra partida de dominó. La nieta de Altagracia, tercera generación de cueros, tiene 24 años, aliento a cerveza y cabellos pintados de rubio en trenzas.

    Después de dos hijos su cuerpo conserva piernas torneadas sin esfuerzo alguno —Isadora no conoce un gimnasio por dentro—, cintura estrecha y abdomen firme. Lleva aretes en el labio, la lengua y el ombligo.

    Desde niña supo que su padre la negó, que su madre era puta y que ella también lo sería. No quería ser cuero de playa, sino también bailarina. Hay hombres que lo pinchan antes de ponérselo. Isadora habla con la boca llena. Para mostrar cómo se coloca un preservativo mientras se chupa un pene, se mete a la boca la chancla rosa afelpada que su hija dejó tirada en el piso. Al tiempo que mami hace su demostración, la nena —negrita y regordeta como una aceituna— corretea en su vestido floreado: Vuelve con el café y con su nieto que acaba de despertar.

    El niño tiene 10 meses y llora. Isadora se levanta y lo carga. El nene va desnudo, dicen, por el calor. Isadora lo calma, lo besa. Yo incluso con las dos panzas embarazos anduve un buen de cabaré. Una no lo hace por gusto. Nosotras nos tenemos que buscar la vida solas, aquí no hay trabajo. Los dominicanos se la saben de memoria. Sólo hasta , la Organización Internacional para las Migraciones OIM calculaba que unas 60 mil mujeres dominicanas se dedicaban a la prostitución en el extranjero.

    Ninguna institución tiene estadísticas reales. Los esfuerzos del gobierno para evitar la prostitución de menores se limitan a acuerdos. La familia de Altagracia es un ejemplo: Estas mujeres alegremente vaticinan una vida de prostitución para su cuarta generación: Isadora trenza el cabello negro de su hija. A sus 24 años no ha cumplido su sueño de ser bailarina exótica.

    Sólo bailó en algunos cabarets de mala muerte. Isadora cree que las mujeres que se van a trabajar a Europa o Estados Unidos son las que progresan, las que construyen para sus familias casas firmes. El término "trabajadora del sexo" tiene el lustre adecuado.

    Se funda en la idea de que no hay lugar para la ambigüedad cuando examinas las circunstancias de las personas protegidas por esta ley: Lo mismo se aplica a la prostitución: La mayoría del tiempo es esclavitud moderna. Traducción de Helena Faccia Serrano. Para ampliar el tema, pincha también este reportaje en ReL: ReL 22 agosto Religión en Libertad te invita a salir.

    De niño fue violado y maltratado, se convirtió y se hizo monje: Odiaba la Iglesia hasta que se topó con la Virgen de Medjugorje: Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí Si ha olvidado su clave, pulse aquí. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo "nick" , una dirección real de correo electrónico y una clave. Para acabar con la prostitución no hay que castigar solamente a los proxenetas,sino también a los clientes. La demanda produce la oferta pero también,la oferta aumenta la demanda.

    Como mujer la prostitución me resulta simplemente: La prostituta feliz no existe. La felicidad individual lleva implícita la de seres queridos y. La prostituta, en algunos casos, puede permanecer anestesiada durante una primera etapa con apariencia promisoria de felicidad.

    Finalmente, salvo contadas excepciones, desea borrar su pasado y aun olvidarlo. A veces puede evidenciar cierto altruismo, pero no hay amor en la prostitución. Quiénes Somos Contacto Tel:

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *